CREA UN NEGOCIO FORTALECIENDO TU RESILENCIA.

Es sabido que la tasa de éxito de un emprendimiento es muy baja, pero aún con estos datos las personas siguen aspirando a tener sus propios negocios, ¿es esto lógico?, ¿tendrá algo que ver la resiliencia del emprendedor?.

El comportamiento humano está basado en las emociones y estas no tienen nada que ver con la lógica, pero cuando se toman decisiones buscamos una justificación lógica para demostrarnos a nosotros mismos y a las personas de nuestro entorno que fue la mejor decisión.

El emprendimiento está basado en la emoción del emprendedor y por ello es la base de su éxito, no de lo que ofrece o vende propiamente. La energía y tiempo que le imprime va en relación directa con el éxito de la misma, por supuesto que hay más factores que ayudarán a que crezca más rápido un negocio, como lo son el conocimiento de ciertas áreas del mismo negocio y una que destaca es la forma de cómo llegar a atraer la atención de los posibles clientes, pero este es tema para otro artículo, ahora hablaremos de algo todavía más importante y que sostiene al individuo y por ende a su empresa, la resiliencia.

Este concepto llamado resiliencia es la capacidad que tienes como ser humano para seguir adelante a pesar de los obstáculos y condiciones adversas.

En un emprendimiento si hay algo que puedo asegurar que vas a encontrar son obstáculos, muchas veces incluso parece que el universo confabula en tu contra.

Ahora quiero darte la técnica que me ha dado resultado para fortalecer mi resiliencia, es parte del conocido Método Silva de control mental, la cual es llamada visualización creativa.

Consiste en utilizar tu imaginación para crear ese futuro dentro de 10, 15 o 20 años de tu estilo de vida ideal, en tu mente primero para luego manifestarse en tu realidad.

Elige un lugar tranquilo con el menor ruido posible y que no te distraigan, se recomienda antes de dormir o enseguida de haber despertado, cierra los ojos y realiza una respiración consciente, es decir inhala y exhala profundamente 10 veces con la técnica siguiente:

  1. Inhala con la nariz y llena tus pulmones e infla tu estomago lo más posible de forma lenta, aproximadamente 3 segundos.
  2. Exhala con la boca o nariz, tu decide que es mejor para ti, al mismo ritmo de 3 segundos vaciando pulmones y estómago
  3. Date cuenta y siente como pasa el aire por tu nariz, la temperatura del mismo, imagina cómo se expanden tus pulmones y estómago
  4. Al mismo tiempo que respiras empieza a soltar la tensión de la cabeza, nuca, sienes, mandíbula, cuello, trapecios, hombros, espalda media, espalda baja, brazos, torax, piernas y pies
  5. Ahora tu respiración déjala que sea natural solo con tu nariz e inicia imaginar tu vida ideal
  6. Donde vives, en qué ciudad, qué personas están a tu alrededor, cómo es tu trabajo o negocio, a qué hora te despiertas, que haces luego de despertar, etc, hasta concluir tu día
  7. Repítelo por 21 días para que se convierta en un hábito, la idea es que lo tengas muy claro. 
  8. Escríbelo durante los primeros días y es válido irlo modificando o dándole más detalles a cada escena. Luego de 21 días realiza esta meditación todos los días.

La meditación te da claridad de mente y eso es clave cuando eres emprendedor, el objetivo es encontrar el para qué vives de la forma que has soñado, al imaginarla con la mayor cantidad de detalles, automáticamente empiezas a descartar lo que no te hace sentido y dejar lo que sí.

Entonces estarás encontrando una misión en lugar de una trayectoria profesional, ese es el para qué y cuando el camino se torne complicado, recuerda esa misión en tu vida, te dará la fuerza para seguir y la claridad en tu mente para encontrar cómo resolver esos inconvenientes, tendrás una resiliencia de acero. 

Por Omar Sancen

Digital Business & Social Selling Consultant

Facebook & Youtube: ST Coaches

omar.sancen@stcoaches.comhttps://stcoaches.com